Skip to main content

GMV desarrollará el corazón del sistema SouthPAN, una iniciativa conjunta entre los gobiernos de Australia y Nueva Zelanda para proporcionar servicios de navegación y posicionamiento preciso por satélite en ambos países.

La multinacional tecnológica GMV ha cerrado un acuerdo con la corporación Lockheed Martin para el desarrollo de los centros de procesado y control del sistema SouthPAN (Southern Positioning Augmentation Network). SouthPAN es una iniciativa conjunta de los gobiernos de Australia y Nueva Zelanda para proporcionar en ambos países servicios de navegación y posicionamiento preciso por satélite, conocidos como Satellite Based Augmentation System y Precise Point Positioning, (SBAS y PPP respectivamente por sus siglas en inglés). GMV será, además, responsable de monitorizar y asegurar el cumplimiento de las prestaciones de ambos servicios en la región.

Los sistemas SBAS y PPP tienen aplicación en sectores tan diversos como el agrícola, el transporte por carretera, aéreo, marítimo y ferroviario, así como en el campo de la geomática, por lo que SouthPAN permitirá acelerar el desarrollo de aplicaciones para todos estos ámbitos.

SouthPAN es, además, el primer sistema de estas características disponible en el hemisferio sur. Con este nuevo programa, Australia y Nueva Zelanda se suman a la lista de países y regiones que ya disponen de servicios SBAS propios, como son EE. UU. (WAAS), Europa (EGNOS), India (GAGAN) y Japón (MSAS), contribuyendo así a mejorar la cobertura e interoperabilidad de estos servicios a nivel mundial.

El desarrollo, puesta en servicio y operaciones de SouthPAN está siendo supervisado por Geoscience Australia, la agencia geográfica del gobierno australiano, en colaboración con Toitū Te Whenua Land Information New Zealand, su equivalente en Nueva Zelanda. Ambas agencias suscribieron un Acuerdo de Cooperación de Ciencia, Investigación e Innovación (ANZSRICA, por sus siglas en inglés) en 2020. El Gobierno de Australia contribuirá al desarrollo de SouthPAN con 1.400 millones de dólares australianos durante los próximos 20 años.

El pasado 26 de septiembre, tan solo dos semanas después de la firma del contrato, se activó la transmisión de las primeras señales del sistema, comenzándose así a proporcionar los primeros servicios. Se trata de un hito muy relevante, debido a que SouthPAN es el primer caso en que un consorcio industrial proporciona un sistema SBAS como servicio en lugar de como sistema llave en mano.

GMV será responsable del desarrollo de dos subsistemas clave de SouthPAN: el centro de procesado (Corrections Processing Facility, CPF) y el centro terreno de control (Ground Control Centre, GCC). Además, la compañía se encargará de monitorizar y asegurar el cumplimiento de las prestaciones del sistema en la región y proporcionará soporte a la operación y mantenimiento del mismo. El centro de procesado es el responsable de generar mensajes de corrección a las señales transmitidas por los satélites GPS y Galileo, permitiendo mejorar la precisión del posicionamiento de los usuarios de solo 10 cm de error. Asimismo, el CPF se encarga también de detectar fallos en los satélites y de generar avisos a los usuarios, permitiendo así que aeronaves civiles utilicen SouthPAN como sistema de navegación en distintas operaciones de vuelo, incluyendo maniobras de aproximación de precisión a las pistas de aterrizaje. Estos servicios de seguridad estarán disponibles en 2028. Por su parte, el centro de control, operado 24 horas al día los 7 días de la semana, proporcionará todas las funciones necesarias para monitorizar y controlar el sistema y ofrecerá información a las comunidades de usuarios sobre el funcionamiento del sistema y la disponibilidad de sus servicios.

La ministra australiana de Recursos y Australia del Norte, la diputada Madeleine King, declaró el pasado 16 de septiembre que SouthPAN representa un importante compromiso entre los gobiernos de Australia y Nueva Zelanda a la hora de proporcionar servicios esenciales de posicionamiento por satélite en la región de Australasia.

“SouthPAN proporcionará un posicionamiento instantáneo, preciso y fiable a los usuarios de todas las zonas terrestres y marítimas de Australia y Nueva Zelanda sin necesidad de una señal de teléfono móvil o de Internet”, explicó la ministra King. “Ya hemos demostrado que la industria y la comunidad podrán utilizar SouthPAN para desarrollar aplicaciones innovadoras que mejoren la seguridad y la productividad y que impulsen la innovación en el sector industrial”. Por su parte, el ministro de Información Territorial de Nueva Zelanda, Damien O’Connor, describió la iniciativa conjunta entre Australia y Nueva Zelanda como un acuerdo que cambiará las reglas del juego en las economías de ambas naciones, indicando que SouthPAN proporciona una infraestructura digital crucial para el futuro cuyos beneficios reales se espera aumenten a lo largo de la vida del proyecto. El ministro señaló, además, que en un futuro nuevos productos del mercado emplearán la infraestructura de SouthPAN para crear valor en empresas y consumidores.

Según Miguel Romay, director general de Sistemas de Navegación por Satélite de GMV, “este contrato es el resultado de años de esfuerzo y dedicación y nos sentimos muy honrados y afortunados, pues hay ingenieros que desarrollan toda su carrera sin tener la oportunidad de trabajar en un proyecto de la envergadura e impacto en la sociedad de SouthPAN. Además de afianzar el posicionamiento global de GMV en navegación por satélite, este contrato permitirá generar decenas de puestos de trabajo estables y altamente cualificados y permitirá que jóvenes ingenieros y profesionales de diversas titulaciones se integren en uno de los mejores equipos de navegación que existen en la actualidad en el mundo”.

This site is registered on wpml.org as a development site.